2013, año de oportunidades para emprender

Publicado el por Blanca Grau (autor)

business man pushing a cogwheel to make it work (photo: )
business man pushing a cogwheel to make it work

Antonio Alcón, Manager del Instituto Superior de Empresa y Finanzas (ISEFI), da las claves para exprimir todas las oportunidades de este año 2013, puesto que, dado el punto de la crisis en el que nos encontramos, es el momento de decidirse a emprender y de formarse para poder hacerlo con éxito.

Si todavía no has puesto la carne en el asador, este año 2013 es el momento de decidirse a emprender y de adquirir la formación necesaria para tu proyecto. Parece que llegamos al suelo de una crisis que aún puede alargarse.

El tejido empresarial español se ha reducido notablemente. Muchas empresas han cerrado por falta de competitividad, poca flexibilidad ante problemas estructurales o simplemente por el desplome del consumo interno.

¿Emprender innovando o seguir una tendencia? Hay que intentar no caer en el abuso de las modas a la hora de crear empresas. Si te unes a una burbuja, debes poder identificarla con rapidez. Cada vez aparecen más modas y son más fugaces, con lo que la vida del proyecto se reduce y acorta su vida. Para emprender o invertir en un proyecto no hace falta descubrir la panacea. “Aprovecha la experiencia de los competidores que estén en tu sector, fíjate en lo bueno que tienen y aporta tu valor añadido, hará que ese proyecto sea más atractivo y conseguirás diferenciarte de tu competencia”, señala Antonio Alcón, Manager del Instituto Superior de Empresa y Finanzas (ISEFI).

En España, el número de emprendedores se ha disparado los últimos años. Quizás el problema es que en nuestro país antes nadie emprendía y bien es sabido que en época de crisis el ingenio se agudiza. La necesidad es uno de los factores más destacables que empuja a una persona a pensar en cómo salir adelante. En un país que ha visto aumentar el paro del 10% al 26% en menos de diez años no es difícil entender este auge emprendedor. Lo ideal sería que en épocas de bonanza no se desvaneciera.

Hay que remarcar que para emprender es tan importante tener el proyecto como la capacidad de llevarlo a cabo. Para ello, la formación es indispensable, y sobre todo, la formación financiera. Una empresa se crea para ganar dinero y si no se controla ese ámbito, arrastrarás problemas en este campo, que en definitiva, es el que demuestra la viabilidad de un proyecto.

Tener una formación financiera básica es muy útil para el emprendedor que empieza sus andaduras en el mundo de los negocios. No sólo vale con conocer los productos de financiación, es necesario entenderlos para saber los riesgos que se corren al contratarlos. A fin de cuentas, ¿quién conoce mejor el proyecto y sus necesidades que tú mismo?