¿Por qué el mundo necesita a Don Quijote?

Publicado el por Juan Manuel García Galicia (autor)

 (photo: )

“Los que viven junto a una catarata no perciben su estruendo: es necesario que pongamos una distancia entre lo que nos rodea inmediatamente y nosotros, para que a nuestros ojos adquiera sentido” Ortega y Gasset.

¿Por qué el mundo necesita a Don Quijote?

Si tu te basas en tu razón, tus acciones se basan en lo que existe y es posible hoy.

Lo más probable es que tú no intentes nunca lo imposible.

Necesitamos quijotes apasionados que busquen ideales que hoy no son alcanzables. Individuos que alteren la realidad y que vuelvan a definir lo que es posible. Te recuerdo que hoy tienes en tu bolsillo un ordenador más poderoso que el que controlaba la Seguridad social de Estados Unidos hace 20 año, pero oposiblemente el ruido de la catarata tecnológica no permite que te des cuenta de eso. Ponte a distancia y mira cómo ha cambiado el mundo y las facilidades e información que tenemos hoy para hacer cosas trascendentes y no pasar desapercibidos por este planeta.

El progreso comienza con un rechazo al Status Quo. El progreso comienza cuando un Quijote ve un gigante que debe ser derrotado.

Alguien!dijo: "Quijotismo representa la expresión más profunda del genio: Gozosa curiosidad sobre el mundo y la! voluntad de explorar como el pensamiento y la acción son inseparables, es a la vez un sistema de creencias y una forma de vida.
Si bien la práctica de quijotismo conduce a un número mayor de errores que las formas más contenidas de intelectualismo, también produce más éxitos como consecuencia de su carácter extremo».

En 1983, Apple estaba empezando a ser una empresa de las grandes y con apenas seis años de vida el crecimiento que empezaba a experimentar le exigía la contratación de directivos con experiencia. Steve Jobs se pasó varios meses intentando convencer con miles de ofertas al presidente de Pepsico, John Sculley, para que se incorporara a la joven compañía. Una propuesta que consistía en pasar 
de una compañía que empezaba a restar cuota de mercado al gigante Coca-Cola, a una empresa de jóvenes en un sector desconocido para el ejecutivo y para cualquiera en ese momento. Obviamente, las primeras respuestas fueron negativas. Hasta que una tarde mientras veía a lo lejos los molinos de viento a Jobs se le ocurrió la pregunta adecuada: “¿Quieres pasar el resto de tu vida vendiendo 
agua azucarada o quieres cambiar el mundo?”

Solo cabía una respuesta. Se trataba de un desafío en toda regla. Si Sculley no hubiera aceptado, se hubiera pasado el resto de su vida no precisamente vendiendo agua azucarada sino preguntándose qué hubiera pasado si hubiera dicho que sí. El objetivo nunca fue ganar a la competencia o hacer mucho dinero,eso vendría por inercia de todas formas. El objetivo era crear algo maravilloso que cambiara la informática de una forma drástica para siempre. Hacer algo tan trascendental que revolucionara los sentidos. La vista en las artes gráficas, el oído con la música, el tacto con materiales jamás usados y podría decirte que hasta el gusto cuando se te cae la baba de ver la tecnología de hoy. (Si no es así es porque la catarata no te deja de nuevo gozar de la época en que vives.) Y así John Sculley aceptó ser Sancho Panza y acompañar al quijote. Un quijote como pocos, sacando de su comodidad a otros para caminar por otros caminos a los cuales la humanidad entera jamás habría pensado llegar. Posiblemente gracias a ellos en este momento estás leyendo este mensaje.

El camino está abierto, las herramientas están allí, y en el aire queda una pregunta:
¿Quieres ser un quijote en lo que haces o eres un conformista que cree que hay que aceptar el dominio de los gigantes?

Me lo dijo Peter Jordan…

Juan Manuel García Galicia.
Peter Jordan Consultores.
http://peterjordangarcia.blogspot.com.es