Oinarri SGR pone en valor su experiencia en equilibrar las necesidades financieras de las pymes

Publicado el por Gontzal Sáenz (autor)

 (photo: )
  • El presidente de la firma, José Ignacio Gárate, alerta del aumento de incertidumbres, “que lastran la toma decisiones sobre nuevas inversiones de los proyectos empresariales”
  • Oinarri, que celebró en Vitoria su Junta de Accionistas, se destaca como una de las SGR más solventes
  • La SGR vasca se pone como reto para 2016 lanzar una oferta específica a autónomos y microempresas, sectores que todavía presentan dificultades de acceso al crédito

Oinarri SGR quiere acercarse todavía más al segmento de las pymes y los autónomos y hacer valer “su amplia experiencia” en equilibrar sus necesidades financieras a corto plazo y fortalecer sus balances en el largo plazo. Los responsables de la SGR vasca -que celebró su Junta de Accionistas- se han marcado como reto este año lanzar una oferta específica para autónomos y microempresas que permita dar respuesta “casi inmediata” a la demanda de nuevos avales.

 “Las personas que trabajamos en Oinarri SGR somos profesionales de la financiación empresarial. Nuestro objetivo es hacer más fácil el acceso al crédito, sobre todo, entre las firmas más pequeñas. Somos, en definitiva, expertos en equilibrar las necesidades de las empresas en el corto plazo y en fortalecer sus balances en el largo plazo; esto es lo que nos diferencia del resto de entidades financieras”.

Pío Aguirre, director general de Oinarri, insistía en la Junta de la sociedad -celebrada en el Museo Artium de Vitoria y a la que asistió el Lehendakari Iñigo Urkullu- en los valores fundacionales de la firma que se marcaron hace ahora 20 años.

En este acto, Aguirre resaltó la labor de Oinarri al permitir el acceso a la financiación a largo plazo, “minimizando los impactos negativos de las coyunturas económica adversas, como lo hemos podido comprobar en los últimos años”.

Pío Aguirre subrayó la importancia de diversificar las fuentes de financiación de la empresa: “No hay que ir muy lejos a buscar nuevos instrumentos financieros; a través de Oinarri las empresas, autónomos y emprendedores consiguen financiación a largo plazo, con cuotas más cómodas y tipos de interés más bajos”.

A su juicio, con el aval de Oinarri, “la entidades aseguran sus riesgos y ganan cuota de cliente y, por tanto, más volumen de ingresos;  por su parte, los organismos multiplican por 50 sus programas de ayuda. A qué esperamos para utilizar esta herramienta que beneficia a todos?” se preguntó Aguirre ante los asistentes.

Más avales para nuevos proyectos

Pío Aguirre recordó que durante el último ejercicio la SGR –cuya actividad se dirige al mundo de las pymes, autónomos, cooperativas y otras empresas de la economía social- ha incrementado en un 38% el volumen de avales a nuevos proyectos de inversión reduciendo las operaciones dirigidas a reestructuraciones de balances.

Además, Oinarri SGR registró en 2015 un notable descenso, del 41%, en la morosidad de las operaciones. De igual modo, la SGR ha aumentado su índice de solvencia, hasta el 14,76%, de los más elevados en el sector y muy por encima de las exigencias mínimas del Banco de España (situadas en el 8%). “Todas ellas son buenas noticias que nos confirman el cambio de ciclo, ha recalcado Pío Aguirre”.

En total, la firma formalizó más de 630 nuevas operaciones de avales, que beneficiaron a 326 empresas. El volumen total de avales formalizados sumó algo más de 52 millones de euros, cantidad que permitió la creación o mantenimiento de 15.600 empleos. Desde su creación en 1996, la financiación promovida por Oinarri ha permitido el mantenimiento de casi 94.000 empleos, en su mayor parte en Euskadi.

Retos para 2016

En el transcurso de la Junta, el presidente de Oinarri, José Ignacio Gárate mostró su inquietud por las incertidumbre en la evolución de las variables económicas y políticas a nivel estatal, europea y mundial “que lastran la toma de decisiones sobre nuevas inversiones de los proyectos empresariales”.

Durante su intervención, Gárate insistió que con una inflación cercana al cero, los tipos de interés están en mínimos histórico y se mantendrán en esta línea también en 2017, mientras la inflación y los indicadores sigan siendo bajos, abaratando de forma notable el coste financiero de la inversión, así como la financiación de circulante”.

En opinión del presidente de Oinarri, “asistimos a una gran abundancia de liquidez al servicio de las empresas, así como la mayor facilidad de los últimos años para acceder al crédito empresarial”. A su juicio, esta situación supondrá cambios “radicales” en el posicionamiento de las entidades financieras para adaptarse a este escenario. Entre los retos que se ha marcado la sociedad de garantía para este ejercicio destaca el impulso a una nueva estructura interna que permita una mayor cercanía a su base societaria. La idea es dar respuesta inmediata (en menos de cinco días) a la demanda de avales.

De igual modo, la apertura a nuevas colaboraciones con los Organismos Públicos de la Comunidad Autónoma Vasca así como el lanzamiento de una línea de avales para microempresas, autónomos y emprendedores, también en colaboración con el Gobierno de Navarra, constituirán el foco de la actividad de Oinarri, donde todos los proyectos empresariales tendrán su oportunidad.