Ocio y Negocio en el Gran Bilbao

This article has photo gallery Publicado el por N.B. / TXO (autor)

Localizacion(es): Bilbao

 (photo: )

Hay al menos tres cosas importantes que hacen de la Trastienda Gastronómica uno de los mejores escenarios que tiene el Gran Bilbao para conseguir la mejor combinación de ocio y negocio.

La primera de ellas es la infraestructura en sí misma. Trastienda Gastronómica se encuentra a unos pocos minutos del aeropuerto, en el
corazón del Txorierri, junto al productivo Parque Tecnológico de Zamudio. Las instalaciones del célebre restaurante Julen Guerrero, acogen desde hace algún tiempo un paraíso en el que encontrarás la mejor selección de productos de la más exquisita calidad para todos los presupuestos, disponibles para su compra o consumo personal y en grupo. El establecimiento cuenta con varias salas en las que poder dar buena cuenta de las ricas viandas, pudiendo ser utilizadas para reuniones de trabajo, presentaciones y pequeños eventos sociales y empresariales.

El segundo elemento se percibe con los 5 sentidos. La calidad de los productos que allí se encuentran son elaborados en cocina con la más absoluta sencillez; el objetivo es no enmascarar su esencia; “pitxorradas las justas” para el profundo deleite. Degustarás, sentirás, gozarás de una experiencia que, en compañía de buenos vinos, champagnes y licores, alcanzará su máxima expresión. Prueba a llevar allí a tus exigentes clientes o cuñados; volverán sin avisarte porque les va a encantar y, probablemente, encargarán también sus obsequios empresariales, incentivos comerciales, cestas de navidad...

Si lo anteriormente expresado aún te suena poco atractivo, voy a desvelarte el principal argumento que, a mi juicio, merece 5 Estrellas Michelín, 4 Planetas Holywood, 3 Buenafuentes, Bertos o Folloneros, 2 Crónicas Marcianas y 1 Premio Nobel a la excelencia en la calidad humana; la de la familia Pons y su magnífico equipo, que siempre buscarán y encontrarán la excusa y momento para agradarte, hacerte sentir bien y robarte una sonrisa que, celosamente, guardarán en la bodega junto a sus Vega Sicilias, Ostatus, Veuve Clicquots o Dom Perignon Roses, hasta la próxima vez que tengas la suerte de volver.